EL BLOG ESTARÁ ACTIVO TODOS LOS DÍAS

Os quiero anunciar que, aparte de colgar mis "obras" : según las musas sean pródigas o avariciosas, mi idea es no dejar el blog vacío ni Martes ni Miércoles, bien colgando en él poesías, bien prosas mías (Martes) o de diversos autores (Miércoles). Y quizás algún día más, según las musas...
POR TANTO, ESTE BLOG ESTARÁ ACTIVO, AL MENOS, MARTES Y MIÉRCOLES,

sábado, 23 de junio de 2012

Un Prólogo

Esta semana no colgaré nada mío, porque el que va mañana SOY YO. "No soy más que lo que soy" es mi historia, y ninguno de los dos supimos entenderlo. FIN y una vida de pesadilla... (Ni naiz naizena, y creo que entonces ninguno de los sabíamos quienes éramos)

El prólogo al que hace referencia el título de la columna, no es cualquier cosa, es un -breve, como deben de ser- preámbulo a la que debe hablar de verdad, que es la poesía.

El libro es la Antología Poética de PEDRO SALINAS, y quien hace la selección de poemas y el Prólogo -muy cachondo por momentos- es JULIO CORTÁZAR. Me hice con la antología porque en ella Cortázar da prioridad a las poesías de amor/desamor, y porque ya tengo los libros V y VI del poemario completo de Salinas, y el dinero no daba para los I-IV.

Os dejo con el último fragmento del prólogo:

"Cuando Salinas le habla a una mujer, le está hablando a todo lo que ella le da a ver, a todo lo que nace a partir de ella por el solo hecho de ceder o negarse a su pasión. Catulo y Dylan Thomas y Cesare Pavese y Paul Éluard lo supieron mejor que los dómines de turno; ojalá también ustedes, lectores de esta poesía, hombres de un tiempo que ha roto por fín tantos tabúes idiotas, tantos géneros y y altos y bajos y blancos y negros (sic) . Alguna noche de vino y hierbas fumables, con The Soft Machine o John Coltrane afelpando el aire de reconciliación y contacto, lean en voz alta los poemas de Salinas, dibujen en un oído cegado por la tinta de imprenta ese árbol de poesía que Rilke sintió en el canto de Orfeo. No sé la mejor manera de pagar una larga deuda y recibir a la vez mucho más, infinitamente mucho más de lo que damos".

Julio Cortázar

París 1970

AMOR: Nerea/haizea por siempre, "Ni naiz Naizena"

No hay comentarios:

Publicar un comentario