EL BLOG ESTARÁ ACTIVO TODOS LOS DÍAS

Os quiero anunciar que, aparte de colgar mis "obras" : según las musas sean pródigas o avariciosas, mi idea es no dejar el blog vacío ni Martes ni Miércoles, bien colgando en él poesías, bien prosas mías (Martes) o de diversos autores (Miércoles). Y quizás algún día más, según las musas...
POR TANTO, ESTE BLOG ESTARÁ ACTIVO, AL MENOS, MARTES Y MIÉRCOLES,

sábado, 9 de junio de 2012

EL MANDO

Me asemejaba a esos personajes de los cuentos de hadas, a los que nada sorprende nunca. Cuando de una calabaza brota una carroza de gala perfectamente equipada para conducirla al baile, Cenicienta no se maravilla, sino que sube muy tranquila a la carroza y parte hacia su magnífico destino.

El capitan Ellis -especie de hada feroz- había sacado del cajón de su escritorio un nombramiento de capitán casi tan milagrosamente como en un cuento de hadas. Pero un mando es una idea abstracta, y sólo me pareció una maravilla de segundo orden, hasta que hube entrevisto como en un relámpago que implicaba la existencia concreta de un barco.

¡Un barco! ¡Mi barco! Aquel barco era mío; la posesión y custodia de él me pertenecía más absolutamente que ninguna otra cosa en el mundo; él iba a ser el objeto de mi responsibilidad y devoción; me esperaba allá lejos, encadenado por un sortilegio, incapaz de moverse, de vivir, de recorrer el mundo hasta que yo no hubiese llegado -semejante a una princesa encantada-. Su llamamiento me había venido del cielo, en cierto modo. Yo jamás había sospechado su existencia; ignoraba su aspecto; apenas había oído su nombre y, sin embargo, he aquí que que estábamos ya indisolublemente unidos para una cierta porción de nuestro futuro, destinados a hundirnos o a navegar juntos.

Una pasión, hecha de ávida impaciencia, corrió de repente por mis venas y despertó en mí una sensación de vida intensa que hasta entonces había ignorado y que no he vuelto a experimentar después.
 ________________________________________________________________________________

Extraido textualmente de "La linea de sombra" de Joseph Conrad.

(Dedicado a los patrones y marineros del "Buraz", atrevido y pequeño arrastrero de bajura del puerto de Ribeira, en cuyo parque de pesca hice media Tesis, y que se hundió pocos años después)

2 comentarios:

  1. Bonito pasaje.
    Igual este verano me animo a leer el libro ¿es muy gordo?

    BESOS.

    ResponderEliminar
  2. El libro es fascinante, Conrad es el puto amo. Yo tengo la sencilla edición de bolsillo, en el clásico formato de 11x17, y son sólo 214 páginas. Lo estoy re-leyendo a ratos, disfrutando de cada párrafo de este Maestro.

    Ese pasaje lo he elegido porque es el punto de inflexión del libro. Si lo lees ya me dirás si coincidimos.

    BESOS!!!

    PD: creo no veía a Italia jugar futbol de verdad desde aquel mítico Italia-Brasil del mundial '82.

    ResponderEliminar