EL BLOG ESTARÁ ACTIVO TODOS LOS DÍAS

Os quiero anunciar que, aparte de colgar mis "obras" : según las musas sean pródigas o avariciosas, mi idea es no dejar el blog vacío ni Martes ni Miércoles, bien colgando en él poesías, bien prosas mías (Martes) o de diversos autores (Miércoles). Y quizás algún día más, según las musas...
POR TANTO, ESTE BLOG ESTARÁ ACTIVO, AL MENOS, MARTES Y MIÉRCOLES,

domingo, 6 de mayo de 2012

Un mal relato: Escribir por escribir. Lo he escrito mayoritariamente en estos días de duelo, con la única finalidad de distraerme y no pensar en Saritah.

Simplemente intento escribir una sencilla historia de 2 personas normales, con apenas nada autobiográfico, e intentando crear personajes ficticios que parezcan reales, algo que nunca he hecho, no hay más pretensiones ni anhelos. Tengo la inspiración bloqueada, a ver si la recupero...

El callejón estaba desierto a esa hora del mediodia. La cerca de maderas pobres separaba el asfalto de un solar repleto de cascotes. Unos metros más allá, al doblar apenas la esquina, la ciudad se extendía ruidosa, poblada de coches acelerados . Pero la pequeña calleja era ignorante a todo ese tráfico, inmóvil bajo un sol plomizo.

Él acostumbraba a incluirla en su ruta para ir al trabajo, salvo cuando el ventarrón la azotaba enloquecido. Nunca se había cruzado con nadie, las gentes de aquel infierno parecían ignorarla, siendo de lo poco tristemente tranquilo de aquella población.
Un día, alucinado, se cruzó con una mujer. Era un día de lluvia sin viento, una lluvia desatada poco después de salir de casa, y que le había cogido con una chaquetilla de lana gris. No estaba empapado, chorreaba.

La mujer, protegida por un amplio paraguas, al verle en aquel estado, se ofreció a prestarle un pequeño paraguas plegable que siempre llevaba en el bolso. Su misoginia le impidió aceptarlo.

Misoginia que siempre había estado ahí y que ni se planteaba su origen. Se había acostado con algunas chicas y sólo había sentido asco. Tampoco era homosexual; como les decía a sus amigos: “soy asexual”

Volvió a cruzarse habitualmente con aquella mujer, lo cual le producia repugnancia porque aquel era “su”callejón. La mujer, joven, no llegaría a 30 años, siempre le saludaba muy amable. Él murmuraba un “hasta luego” inaudible.

Un día aquella tipa se atrevió a pararle y preguntarle porque era siempre tan poco agradable “pues mira, porque durante años he ido al trabajo por este callejón, y nunca me había cruzado con nadie, y tú has roto la magia del único lugar de esta ciudad que me gusta “¿Te gusta este callejon?”. Tiene un encanto indefinible y abstracto. Tendrías que verlo bajo la luz del verano “Pero hay algo más”. Sí, soy profundamente misógino. “¿Algún divorcio doloroso?” No, nunca he salido con una chica, ni quiero.”pero no eres gay” No, tampoco, no me interesa el sexo, simplemente, y no me gustais las mujeres. Y no me preguntes porqué, no lo sé. Por favor, no intentes psicoanalizarme, que es vuestro hobby favorito.”No el mío, yo acepto a la gente tal cual es”. Pues serás la única...
“¿Tu misoginia te impediría tomar un  café conmigo?”. De entrada sí, pero si adelantamos un poco nuestras pasadas por aquí y tenemos tiempo de conocernos más, igual acepto. Había algo masculino en ella, algo profundamente masculino que fue lo que le llevó a ese “igual acepto”

Cada día que se encontraban charlaban sólo 5 ó 10 minutos, de intrascendencias. Al principio de sus trabajos “¿donde trabajas?”, en el supermercado de la esquina, soy reponedor.  “De tardes, claro, y sabados incluidos”. Sí, claro. “Yo hace poco que encontré un trabajo de secretaria en un bufete de abogados, un par de manzanas más allá”. O charlaban sobre todo de la crisis y los incapaces que nos gobernaban. A ningunode los dos les gustaba el futbol, a ella porque le aburría, a él porque le parecía inhumano que alguien cobrara 6 millones de euros o más. Muy superficialmente, pero poco a poco se fueron conociendo.

Tres semanas después, cuando se dió cuenta de que aquella mujer no era como las otras que había conocido, acepto el café. “Podríamos quedar el domingo en el café La Gramola, lo conoces?” Sí, claro. “¿A las seis?” A las seis, vale.

Eso era un viernes, el sabado casi llegó a las manos con el carnicero, por el odio hacia sí mismo que sentía por haber quedado con una mujer.

El domingo por la mañana decidió no ir, pero luego, por razones egoistas, pensó que lo mejor era acudir a la cita. Entre todas las mujeres, y los tíos que le caían mal, odiaba al 75% de la población, y eso no podía ser sano. Así que pensó que lo mejor era darle una oportunidad a aquella chica, y quizás se le curara la misoginia, a más no podía ir.

Ni se le ocurrió coger el coche para ir al centro, así que salió de casa a las 5 y cuarto para ir paseando. Se dió cuenta con sorpresa de que miraba de otra forma a las mujeres, algunas hasta le producian una sensación agradable.

Llegó al café a las 6 en punto, ella a las 6 y diez “perdona, es que el tráfico...” Le dijo que no pasaba nada. ¿Qué quieres tomar? “una caña”. Yo me voy a tomar un albariño “Vale, paso de la caña, que sean dos”. Les sirvieron y ella propuso un brindis.
“Porque se te cure la misoginia”. No sé si quiero, pero venga.

Se sentía un poco acomplejado : ella había estudiado secretariado y él no había acabado la secundaría; ella trabajaba con abogados y él en un super. Cuando se lo dijo, ella se rió a carcajadas “¿Pero tu crees que me importa un pimiento que la gente tenga una licenciatura o sólo primaria?”. “Lo único que me importa es que sean buena gente y tú, pese a tu misoginia, lo pareces, por eso te invité al café”. Bueno, tengo una buena pandilla de amigos que me adoran, eso lo tengo claro.

Estuvieron charlando de sus respectivos trabajos, y vieron que en el fondo no eran tan diferentes, basicamente se reducían a estar a las ordenes de jefes vagos e ineptos. Él cobraba 800 euros y ella poco más de 900. ¿Despues de haber estudiado secretariado?”Sí, chico, ya ves, y doy gracias a Dios de tener trabajo, porque he estado 6 meses en el paro y ya se me acababa el subsidio”

Ahora eso no vale nada, pero yo estoy fijo.Ya llevo 15 años en la misma cadena de supermercados, y por fin dejaron de moverme de uno a otro y ya llevo 3 años y medio en el mismo.”Perdona la indiscreción, pero, ¿Cuantos años tienes?” No es ninguna indiscreción: 31. “O sea que empezaste a trabajar con...¿16?” Sí, por eso no acabé la secundaria, había que llevar dinero a casa. “Yo soy un poco más joven que tú, tengo 28, y soy capricornio, así que no digas nada, sé que es el signo con peor fama” . Capricornios y tauros siempre conectamos muy bien, por eso a lo mejor he aceptado tomar un café con una mujer; la última fue hace años.

“¿Cuales son tus aficiones?” Mi afición es el Domingo, dijo riéndose ampliamente. No, ahora en serio, trabajo de 2 a 10, o sea que por la mañana tengo bastante tiempo libre. Sábados y domingos los de la pandilla y alguno más jugamos un partido de baloncesto y luego el Domingo nos tomamos unas cañas. Yo hoy no he ido por los nervios de quedar contigo. “¿Te doy miedo?”. TODAS. Todas me producís una sensación entre el miedo, el desprecio y el asco, pero tú no, tú eres diferente. “¿En que sentido diferente?”. Se puede hablar contigo como con un tío.”No sé si tomarlo como un insulto o un halago...” Yo lo he dicho en tono elogioso, disculpa si te he ofendido. “Disculpado”, dijo con una sonrisa.

“Perdona, no me has contado que más aficiones tienes”. Bueno, aunque apenas tengo.estudios, me gusta mucho leer, sobre todo de terror, de aventuras, y de ciencia ficción. Mi favorito es Stephen King, prácticamente he leído todos sus libros, y además aprendo mucho, sabes? De vocabulario y así, de como construir las frases, y todo eso. Hay bastantes escritores que me gustan pero -no te rías, por favor- despues de Stephen King...Julio Verne y Emilio Salgari, me fascinan las aventuras en el mar. Dicen que es lectura para niños, pero por ejemplo Miguel Strogoff no me parece para niños. Y mi libro favorito es “Moby Dick”, lo he debido de leer 7 u 8 veces, y siempre le descubro nuevos matices. Es fascinante. Y luego “Huckleberry Finn”, es una aventura constante, una pasada.

“Joder, pues controlas más de libros que yo, aunque si te te gusta la ciencia ficción, habrás leído a Asimov”. Bufffffff, el ciclo de las fundaciones es una pasada, es la puta biblia!! “ Yo también soy una fanática de ese ciclo!!!” ¿Y que más lees? “Leo para distraerme, no me gustan los libros profundos. Leo Best-Sellers y así: Ken Follett, Michael Chritchon, John Grisham...y me encantan Vazquez Figueroa y Paulo Coelho.”
De Paulo Coelho me han hablado muy bien, que es muy positivo y con mucho mensaje. “Si quieres te presto algo”. No, hace 5 ó 6 años me dí cuenta de que los libros no se deben prestar, nunca vuelven.

“¿Sabes que casi la mitad de los españoles nunca han léido un libro?” Estás de coña! “No, en serio, hace poco lo leí en un periódico, no de los gratuitos, creo que fue en “El País”. “Y también en cerca de la mitad de hogares sólo hay 2 libros: la Biblia y El Quijote, que no los han leído, por supuesto”. ¿Y que hacen en casa, ver telebasura? “Pues supongo que sí”. No, si al final voy a ser un intelectual-dijo riéndose.

Los dos nos quedamos en un silencio nada incómodo, y para romperlo le propuse ir al cine, si le gustaba. Me contestó a la gallega: “¿Conoces a alguien que no le guste el cine?”. Pues la verdad es que no, parece un arte universal. Eso sí, que no sea una comedia romántica, no las soporto. “¿Una de aventuras?” De aventuras, o de tiros, o de mafiosos (estas son mis favoritas), o de lo que sea menos lo que te he dicho.
Así que fueron a los cercanos multicines (8 salas) y apenas había colas. “La crisis”, dijo ella. Fijo, en mi barrio, prácticamente cada semana, cierra un comercio. Es espantoso.

Uno de los actores favoritos de ella era Nicholas Cage, y había una de él que tenía toda pinta de ser de intriga y misterio, así que la decisión se tomó sola.

A los dos les encantó le película: tiros, miedo, intriga...una mezcla perfecta. “Te confesaré una cosa: Nicholas Cage es mi amor platónico” Es normal, es un gran actor y sé reconocer a un tío atractivo, y él lo es. “¿No te vas a reir de mí?”. No, yo desde que ví “Alien” me quedé pillado con Sigourney Weaver. “Buffffffff, Alien es demasiado para mí, cuando le sale el bicho ya no pude ver más”.

Bueno, hora de retirada, no? “¿Te acerco en coche?” Vale.

Se despidieron con un beso en la mejilla, y quedaron en seguirse viendo en el callejón.

Así pasaron varias semanas, y al sexto domingo de café ella le dijo”Ya no puedo aguantar más, tengo que decírtelo: me he enamorado de tí”.

No sé lo que es el amor, nunca lo he sentido, te tengo mucho cariño, pero cuando mi amigos hablan de amor, nunca les entiendo, así que supongo que no es lo que siento por tí.

Y hasta aquí ha  llegado esta breve historia de amistad y algo más, el resto lo dejo a vuestra imaginación. Como decía Manuel Machado: ”No tiene más notas la guitarra mía”

3 comentarios:

  1. Casi que no me atrevo a comentar nada....
    La idea de crear personajes no está mal, pero yo al menos, a veces no sé quien es el de los dos el que habla, la historia me ha parecido un tanto extraña, lo de la misoginia, como que no me gusta, ni cualquier otro tipo de odio, a quién realmente perjudica es a quién lo siente.

    Al final ella se enamora y él le da calabazas porque no sabe lo que es el amor? , porque nunca ha sentido amor?, porque nunca se ha enamorado ?
    Lo he entendido bien? No sé, ando yo un tanto espesa hoy. No siempre me gustan los finales felices, en la realidad casi nunca lo son, pero este relato es ... tan raro.
    Se nota que estás de duelo.
    Me ha parecido muy frío.

    UN CÁLIDO ABRAZO

    ResponderEliminar
  2. Dinah, este relato se define en 3 palabras ES UNA MIERDA. Ya os lo digo, lo he escrito en pleno luto por Saritah, y no estaba yo muy inspirado, así que prefería deshacerme de él, y la forma de deshacerme era publicarlo. Mañana no irá nada, y para el jueves estoy trabajando en una "cosa" que creo que puede tener jugo. Es más filosofía que narrativa o verso libre, pero creo que me está quedando bien.

    UN BESAZO

    ResponderEliminar
  3. Sabes que no importa, es lo más lógico en estos momentos.
    Sigue trabajando y se verá el resultado.

    BESITOS

    ResponderEliminar